El Papa ante los restos del Padre Pío

22 de Junio, 2009. Benedicto XVI visitó la tumba de uno de los santos más conocidos del siglo XX, el Padre Pío.
El Papa rezó unos momentos ante los restos del Padre Pío, y ante la reliquia de su corazón.

Además, Benedicto XVI visitó la celda número 1 de este convento de frailes capuchinos, el lugar en el que murió el santo en el año 1968.

Fue durante la visita de un día a San Giovanni Rotondo, la ciudad de San Pío. Benedicto XVI también celebró allí una Misa a la que acudieron unas 50 mil personas.

El Papa destacó que el Padre Pío comprendía perfectamente los sufrimientos de los hombres porque fue una persona de profunda fe. Por eso mismo, advirtió a los religiosos y devotos del santo que no conseguirán vivir la auténtica caridad si no son personas de intensa oración.

Benedicto XVI
El Padre Pío ha tenido que luchar sobre todo, no contra enemigos terrenos sino contra el espíritu del mal. Las mayores tempestades que lo amenazaban eran los asaltos del diablo, y de ellos se defendía con la “armadura de Dios” y con el “escudo de la Fe”.

Además, en este lugar en el que todo habla de la vida y de la santidad del Padre Pío, el Papa propuso a este santo como modelo para el Año Sacerdotal. Un ejemplo de oración, de cercanía a las personas y de generosidad, ya que pasaba la mayor parte del día en el confesionario, para confesar a quienes acudían al convento.

Si quieres conocer un poco más de San Pío de Pietrelcina:

Anuncios